June 28, 2017

Cortez Masto, Kaine, Menendez y grupos latinos resaltan impacto negativo de Trumpcare sobre comunidades latinas

Washington, DC  Los senadores Cortez Masto (D-Nev.), Tim Kaine (D-Va.), y Bob Menendez (D-N.J.) se unieron a la Coalición de Liderazgo Hispano, el Instituto para la Salud Hispana de NCLR y el Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva (NLIRH) para resaltar cómo el intento de los republicanos del Senado de revocar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés) afectaría desproporcionadamente a la comunidad latina y anularía significativamente el progreso que los latinos han hecho bajo el ACA. A pesar de que los republicanos del Senado demoraron un voto hasta después del receso del 4 de julio, los grupos y los senadores pidieron continuar la oposición al desastroso proyecto de ley.

“Una de las consecuencias más peligrosas que frecuentemente ignoramos del proyecto de ley republicano para revocar la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés) es que impacta desproporcionadamente a las minorías”, dijo la senadora Catherine Cortez Masto. “Con más de un cuarto de personas en Nevada identificándose como latinos, la comunidad latina ha sido una parte integral de nuestra economía y nuestra sociedad. Gracias al ACA, los latinos en Nevada han logrado avances significativos y su acceso a servicios de salud ha mejorado, con una de las bajas más significativas en la tasa de niños sin seguro médico de cualquier estado en el país. Pero los republicanos están empecinados a revocar la ley y a eliminar servicios esenciales que programas cómo Medicaid y Planned Parenthood proveen, poniendo en riesgo el acceso a servicios de cuidado de salud básicos y a servicios que salvan vidas de los que dependen las comunidades Latinas. Esto no sólo afectaría  a los latinos. Expandir el acceso a servicios de salud para todos los estadounidenses a pesar de su edad, género o raza, le dará a nuestras comunidades el apoyo que necesitan para vivir una vida saludable y para seguir contribuyendo de manera significativa en nuestras comunidades”.

“El hecho de que el senado ha pospuesto el voto sobre la ley de salud republicana es un resultado directo de las acciones de millones de estadounidenses que han llamado, han escrito y han participado de foros públicos alrededor del país para exigir a sus oficiales electos que protejan su acceso al seguro médico” dijo Rita Carreón, vicepresidente adjunto del Instituto para la Salud Hispana del NCLR. “Pero esto no es el fin. No cabe duda que los esfuerzos para derogar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) continuarán, y que por lo tanto, todos nosotros debemos seguir luchando para asegurarnos que no se le arrebate el cuidado de salud a más de 70 millones de estadounidenses, 18 millones de los cuales son latinos, que dependen del programa de Medicaid.  Este proyecto de ley es un ataque a nuestros niños y a nuestras familias, y es una excusa para otorgarle reducciones masivas a los impuestos de los más ricos a costo de la mayoría de los estadounidenses.”

###